Toledo, también denominado como la antigua ciudad imperial o ciudad de las tres culturas porque fue poblada por cristianos, judíos y musulmanes, fue declarada Patrimonio de la Humanidad, toda la ciudad es mezcla de culturas, religiones, pobladores y del paso del tiempo. En sus monumentos se pueden contemplar todos los estilos. Toledo nunca deja indiferente al visitante, “nunca te la acabas” y es el lugar al que prometes volver.

Visita Toledo

Situada a escasos 70 km de la capital, tiene un emplazamiento perfecto para visitarla en cualquier momento del año. Toledo es la antigua capital de Castilla, ciudad histórica totalmente medieval que se remonta a la edad del bronce. Perfecta para verla en un fin de semana, aunque hay muchos rincones que ver  y pocos hoteles para la afluencia de turistas que la visitan. Por ejemplo en esta web suelen haber ofertas de hoteles para reservar en la ciudad y alrededores.

Algunos lugares que no debes perderte son estos:

1. Museo de Santa Cruz: antiguamente fue un convento, estructura de la antigua casa conventual, ahora convertido en museo. Es un espacio cultural que acoge importantes exposiciones. Se tarda aproximadamente una hora en recorrerlo.

2. Catedral: situada a penas a 5 minutos caminando desde el Alcázar. Dentro puedes visitar la Capilla de los Reyes, cuadros de la Sacristía, el Coro, la custodia de oro. El día 15 de agosto es costumbre beber agua del Claustro en botijos, vasos y jarras, ya que según la leyenda, es milagrosa. Aproximadamente la visita dura hora y media.

Toledo: Ciudad de las tres culturas

3. La Judería: andando tardamos unos 15 minutos en llegar a la Plaza del Salvador, donde podremos ver el Archivo Municipal, de estilo contemporáneo, ya que se trata de una rehabilitación de la antigua Iglesia de San Marcos. su estructura tiene integrados restos arqueológicos que se descubrieron mientras se hicieron las obras. Si seguimos paseando encontraremos “El entierro del Conde Orgaz”, una de las obras del famoso y maestro pintor El Greco y más adelante encontramos el Monasterio de San Juan de los Reyes, mandado construir por los Reyes Católicos. Este barrio está repleto de tiendas de artesanía y de recuerdos de la zona. Puedes tardar perfectamente unas 3 horas en recorrer la Judería.

4. Barrio de los conventos: subiendo por el Paseo de la Virgen de Gracia, llegamos al barrio de los conventos, perfecto para pasear tranquilamente, porque en estas calles reinan el silencio y la calma. Algunos conventos como el de San Clemente y las Agustinas Calzadas venden dulces elaborados artesanalmente por las monjas. Generalmente la mayoría de los conventos son de clausura, por lo que permanecen cerrados al público pero, durante la Semana Santa se pueden visitar gracias varias rutas guiadas que organiza el Patronato de Turismo. Puedes tardar aproximadamente una hora y 20 en visitar el barrio.

Deja un comentario